Megaproyecto solar

Fuente: Estrategia & Negocios

AES El Salvador ha emprendido uno de los proyectos más emblemáticos de la región: Bósforo, que seguirá contribuyendo a la transformación de la matriz energética depaís, aportando al 15% de la generación total.

Megaproyecto solarA través de sus empresas distribuidoras, AES El Salvador ofrece energía eléctrica a diversos municipios y departamentos del país. “Servimos el 80% del mercado eléctrico nacional y brindamos energía a más de un millón de clientes”, destaca la empresa. En el negocio de distribución AES ofrece buenas cuentas: contribuyó a una mejor cobertura eléctrica y a disminuir el tiempo y la cantidad de las interrupciones, “pues hemos invertido en el fortalecimiento de las redes en infraestructura y en tecnologías”, explicó Abraham Bichara, presidente de AES El Salvador.

La empresa aún ve espacio para crecer en distribución en El Salvador “puesto que el país está electrificado aún, en promedio, al 95%. Además la distribuidora puede diversificarse en eficiencia energética, servicios a los clientes o sofisticación de servicios, incremento en servicio a industriales”, agregó.

Logró transitar con éxito de la distribución a la generación, con AES Moncagua, una planta de generación fotovoltaica con una capacidad instalada de 2.5 MW, producidos a través de más de 8 mil módulos fotovoltaicos de tipo policristalino. También con AES Nejapa, que genera 6 megavatios (MW) de energía
eléctrica a partir del biogás que se obtiene de la descomposición de los desechos sólidos en relleno sanitario.

De tener un negocio de distribución “decidimos en 2011 comprar los derechos del gas metano del relleno sanitario de Nejapa, una inversión que entre generadores y derechos del metano supera los US$50 millones. En 2015, vimos venir la ola de fotovoltaico y nos aventuramos en nuestro proyecto Moncagua que es una planta solar de 1,5 MV”, dijo Abraham Bichara, presidente de AES El Salvador.

En su nueva gran apuesta, AES El Salvador, en alianza con Corporación Multi Inversiones (CMI), inició la primera fase del mega proyecto Bósforo, con una inversión de US$160 millones, la generación de 100 MW y la reducción de más de 175.000 toneladas métricas de dióxido de carbono al año. El pasado 10 de abril se completó toda la instalación mecánica de la primera granja de 10 MW y poco después entró en operación. Cada dos meses estarán inaugurando una planta hasta completar las 10, repartidas por todo El Salvador: en Oriente, zona Paracentral y Occidente.

AES El Salvador comenzó a invertir en proyectos fotovoltaicos en 2015, con AES Moncagua. Bichara, explicó que con ese primer proyecto fotovoltaico, el grupo inversionista aprendió a entender toda la logística y tramitología que se necesita para desarrollar este tipo de proyectos de energía renovable. Fue el primer paso para emprender y desarrollar el mega proyecto Bósforo.

Entre las ventajas, El Salvador tiene buena radiación y la banca está inclinada a este tipo de generación. Bichara indicó que Bósforo representa una inversión total de US$160 millones y el 70% de la misma ha sido financiada por importantes bancos multilaterales, entre éstos la Corporación para Inversiones Privadas en el Extranjero (OPIC, por sus siglas en inglés); el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE); el Banco Holandés para el Desarrollo (FMO) y el Fondo Finlandés para la Cooperación Industrial (FINNFUND).

Bósforo será construido por Isotron, empresa española con amplia experiencia, y el fabricante de módulos solares es Jinko, líder mundial en esta tecnología. Será operado por AES Soluciones, empresa de AES El Salvador que impulsa soluciones alternativas de energía a través de la generación de energías renovables, implementación de proyectos de iluminación eficiente y soluciones para el almacenamiento de energía.