CLESA destina más de US$100 mil dólares en mejorarle el servicio eléctrico a 6 mil sonsonatecos

La empresa distribuidora de energía renovó un circuito eléctrico para garantizar el voltaje y la confiabilidad en el servicio de energía en la zona rural y urbana del municipio de Sonsonate.

CLESA - Inversión en red de distribución de energía en SonsonateSonsonate, martes 12 de junio de 2018.  Con una inversión de US$102,000 CLESA, una empresa de AES El Salvador reemplazó 2 kilómetros de cable eléctrico por uno de mayor capacidad sobre la carretera hacia Acajutla, para mejorar el servicio de distribución de energía a 6,872 clientes en el municipio de Sonsonate.

El nuevo cable tiene una mejor resistencia ante las condiciones climáticas y el recalentamiento, garantizando la continuidad y calidad del servicio.  También está alzado a una mayor altura para evitar riesgos eléctricos ocasionados por el contacto con las ramas de los árboles o personas que transitan en la zona. 

La renovada red inicia desde la subestación de distribución San Juan, ubicada en el municipio de Sonsonate, hasta el cantón Santa Emilia. Con estas mejoras, el circuito de la subestación San Juan podrá transferir, en caso de ser necesario, el 100% de su carga al circuito de la subestación Sonsonate, también ubicada dentro del mismo municipio. 

“Esta inversión garantiza el servicio de energía ante una falla o trabajos de mantenimiento. Tendremos dos opciones permanentes para brindarle a la población sonsonateca un óptimo, seguro y confiable servicio eléctrico” informó Adalberto Peñate, supervisor de construcción de CLESA. 

La obra ha beneficiado a 236 clientes del cantón Santa Emilia, ubicado en la zona rural y a más de 6.500 en el casco urbano del mismo municipio. 

Esta inversión incluyó seis mil metros de cable, 26 nuevos postes, 9 pararrayos entre otros materiales. Asimismo, fue instalado un “recloser” (reconectador) que es un dispositivo de seguridad que automáticamente conecta el flujo de la energía en caso de alguna falla, protegiendo la red y los equipos eléctricos de los usuarios. 

Estos trabajos de mejora en la red forman parte de la primera etapa del proyecto. El próximo año, CLESA prevé renovar otros tres kilómetros de cable eléctrico e instalar otro “recloser” para seguir mejorando la calidad de su servicio en la zona. 

En 2018, CLESA completará una inversión de 9.6 millones de dólares para beneficiar a sus clientes en los departamentos de Santa Ana, Sonsonate y Ahuachapán.