Bósforo

En 2017 fue inaugurado Bósforo, un importante proyecto de 100 MW de energía con fuente solar fotovoltaica, construido en asocio con la Corporación Multi Inversiones (CMI), con una inversión total de US$ 160 millones. Consta de 10 plantas, las cuales estarán operando en su totalidad en el último trimestre de 2019. 

Este proyecto ha sido desarrollado bajo un concepto ambientalmente responsable, ya que sus paneles solares requieren poco mantenimiento y su limpieza se realiza de forma natural con agua pluvial, lo que ahorra en el consumo de agua. También, la mayor parte de las estructuras y equipos electrónicos utilizados en su construcción podrán ser reciclados en el futuro. Asimismo, Bósforo está diseñado para contribuir a evitar emisiones por más de 175 mil toneladas métricas de CO2 al año.

Fases del proyecto

  • Bósforo I: 3 plantas en operación: Pasaquina, El Carmen, La Unión (departamento de La Unión).
  • Bósforo II: 4 plantas en operación: Santa Ana y San Sebastián Salitrillo (departamento de Santa Ana); Sonsonate (departamento de Sonsonate); Jiquilisco (departamento de Usulután).
  • Bósforo III: 3 plantas en construcción: Nejapa y Guazapa I y II (departamento de San Salvador).

Alianza AES y CMI

El proyecto Bósforo nace gracias a la alianza entre AES El Salvador y la Corporación Multi Inversiones (CMI).

AES cuenta con una experiencia de 37 años y es una de las principales compañías de energía del mundo. Con presencia en 14 países y con una fuerza laboral de más de 9,000 personas, entrega energía sostenible a más de 100 millones de personas a nivel mundial. En El Salvador AES cuenta con dos plantas de generación con fuentes renovables, y sirve el 80% del territorio nacional, a través de sus cuatro empresas distribuidoras.

CMI, a través de su Unidad de Energía, se dedica al desarrollo, diseño y operación de proyectos de generación y comercialización de energía eléctrica; primordialmente con recursos renovables en Centro América. Inició con una central hidroeléctrica en el 2009, expandiéndose en el mercado y diversificando sus operaciones en el 2016, con proyectos de energía eólica y solar, lo cual le permite tener actualmente más de 800 MW en toda la región.

El proyecto Bósforo cuenta con una  inversión de US$ 160 millones, el 70% de la inversión ha sido financiada por importantes Bancos Multilaterales, tales como la Corporación para Inversiones Privadas en el Extranjero (OPIC, por sus siglas en inglés), agencia gubernamental estadounidense; el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), aliado estratégico de la Región; el Banco Holandés para el Desarrollo (FMO),  banco bilateral de desarrollo del sector privado con sede en Holanda; y el Fondo Finlandés para la Cooperación Industrial (FINNFUND), institución financiera para el desarrollo. Todas estas instituciones financieras cuentan con una visión y compromiso en común, el apoyar importantes  proyectos privados de desarrollo sostenible en  países emergentes. 

El proyecto Bósforo será construido por Isotron, una empresa española con amplia experiencia en la industria, y el fabricante de módulos solares es Jinko, líder mundial en esta tecnología; y será operado por AES Soluciones, una empresa de AES El Salvador que impulsa soluciones alternativas de energía a través de la generación de energías renovables, la implementación de proyectos de iluminación eficiente y soluciones para el almacenamiento de energía.

Estrategia global de AES para la reducción de emisiones

En 2018, la Corporación AES estableció el compromiso de reducir el 50% de las emisiones de carbono en todas sus operaciones de cara al 2022, y el 70% al 2030. Esto surge como resultado de sus planes de crecimiento renovable, los cuales fueron dados a conocer luego de un análisis del impacto de sus operaciones y como respuesta al compromiso adquirido al adoptar las recomendaciones de la TCFD (Task Force on Climate-Related Financial Disclosure / Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con el Clima).

Esto convierte a AES en la primera empresa de energía, con sede en los Estados Unidos, que adopta las recomendaciones del TCFD, el cual también incorpora los aportes de la Agencia Internacional de Energía (AIE), el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), y el Acuerdo de París.

De esta manera, la Corporación AES se está preparando para un futuro más verde con planes para reducir las emisiones de carbono, al tiempo que integra niveles crecientes de generación de energía renovable y almacenamiento de energía a nivel global.